miércoles, 22 de octubre de 2008

"Siempre los mismos"

Raúl bloguea desde Aranda de Duero.

Nos hemos conocido en las jornadas de Granada y este jueves pasado coincidimos en Madrid.

Ha escrito unpost que bajo el título "Siempre los mismos" cuestiona el interés, la oportunidad, el diseño, los contenidos y el formato de laas jornadas blogueras al uso.

Lejos de rezumar envidia, pone su dedo en la llaga con sinceridad y prergunta si deberíamos evolucionar.

El artículo de Raúl, comienza así:
"Hoy (ya ayer) estuve en el evento Blogs La Conversación, en su tercera edición. En realidad estuve poco rato: llegué muy tarde por la mañana por temas profesionales, y me fui pronto por la tarde por temas personales… al final en realidad he estado el rato del descanso a mediodía (en el que he podido socializar, que al final era de lo que se trataba, para qué nos vamos a engañar), y apenas 10 minutos en la sala".

Pero bueno, a lo que iba. Creo que Octavio y Antonio han hecho (pienso que desde la primera edición, además) un esfuerzo por montar una programación “diferente”, abordando temas que no son tratados hasta la saciedad en otros tantos saraos blogosféricos (”los blogs y el dinero”, “bloggers y periodistas” y cosas similares). En esta ocasión, había una mesa dedicada a “Blogs e inmigración”, otra sobre “Banca 2.0″, otra sobre la visión confrontada entre “nativos digitales” vs. “inmigrantes digitales”, y otra sobre “Los límites de las redes sociales” (bueno, ésta un poco más recurrente, pero también con matices diferenciales)… en fin, tratando de salirse del abanico habitual de temas.

La organización funciona muy bien, los medios son fantásticos… pero hay algo que falla. Entras en la sala, miras alrededor… y allí están (estamos) los mismos de siempre. Los “sospechosos habituales” o “eventuales”. Mucho portátil, mucho iPhone, mucho tuitero… Obviamente el problema no es que estén (estemos) éstos. El problema es que no hay mucha más gente fuera de este círculo (y ni siquiera demasiada de dentro).

Y ese, para mí, lo que falla no en Blogs La Conversación, sino en otros muchos saraos “blogosféricos”: la incapacidad para romper el círculo endogámico y atraer a otros colectivos ajenos. Estamos instalados en la dinámica de “de nosotros, para nosotros”. Lo cual es muy entretenido (vas y charlas mucho con muchos conocidos, de temas que a todos nos pirran, incluso conoces a alguna persona nueva) pero se queda ahí, no va mucho más lejos. En realidad, hacemos una y otra vez “Beers&Blogs” (o sea, buscarnos excusas para tomarnos unas cañas con los amigotes blogueros), aunque a veces lo disfrazamos de “evento”, “conferencia”, “presentación”, “jornadas” o lo que fuere.

En vez de abrir nuestra forma de ver las cosas al mundo, de “evangelizar” y ganar nuevos adeptos para la causa, nos conformamos con montar entretenimientos a nuestra medida y guisárnoslo entre los de siempre. A lo que voy es que si hay una mesa de inmigrantes, la sala tiene que estar llena de inmigrantes. Si hay una mesa sobre banca 2.0, la sala tiene que estar llena de directivos y empleados de banca. Etc. Gente que no haya oído hablar en su vida de un blog, y que gracias a lo que escuche se plantée “oye, pues igual tiene sentido esto que cuentan, voy a probar a ver qué pasa”.

Es probable (bueno, seguro) que haya quien piense que “no estamos para eso”. Que el montar cosas “para los de siempre” es suficientemente bueno por sí mismo, y que tampoco tenemos por qué ir más allá. Bueno, pues por muchas veces, ya digo que yo me lo paso muy bien. Pero me queda un cierto regusto amargo, como de que “para ese viaje, no hacen falta alforjas”.

En fin, espero que se entienda lo que quiero decir. Como dice mi amigo Alejandro, es una “reflexión que lanzo al aire, ¡piénsenlo!“

1 comentario:

Consultor Anónimo dijo...

Fijate. Curiosamente, he rescatado del olvido el post que escribí hace justo dos años tras la primera edición de BLC... y ya estaba allí el germen de la cuestión:

http://www.vidadeunconsultor.com/2006/10/blogs-la-conversacion-sobre-blogs-de-bloggers-para-bloggers/

"Ahora bien, como decía en el título, al final se trataba de un “sarao” organizado por bloggers, en el que hablaban bloggers sobre blogs a otros bloggers. ¿Tiene eso algo de malo? No diría tanto, pero la sensación que me quedó al final del día es que había sido un poco de “fuegos de artificio”, un evento intrascendente, porque sí que sirvió para pasar un día de lo más agradable pero a efectos profesionales (donde el reto está en hablar de blogs a gente que no sabe ni lo que son) totalmente irrelevante (más allá de hacer un poquito de networking, pero más personal que profesional); al final es como pasar un día de vacaciones con gente maja hablando de un tema que te gusta, lo cual está muy bien a nivel personal pero, sabiendo que el recurso escaso es el tiempo, no sé si es lo más productivo."